Aprendiendo a tomar en taza

Aprendiendo a tomar en taza

148
0
Compartir

Hacer que tu pequeño deje el biberón a partir de los seis meses y tome de taza puede ser algunas veces una tarea incomoda, como también algo que el niño logre en muy poco tiempo.

“Los bebes usualmente están listos para una taza desde los seis a 8 meses, pero algunos no están interesados hasta que ya pasaron los 12 dice la doctora Fistar Stone, experta en bebés y autora del libro “La hora de dormir del bebé”.

“Es importante cambiar a la taza, porque si tu pequeño pasa todo el día sorbiendo de un biberón de leche o jugo, puede llevar a un serio problema de caries’ dice Fistar. También significa menos espacio para las comidas de bebé, que tienen más nutrientes.

Publicidad

¿Cómo puedo lograr fácilmente la transición de biberón a taza?

Muchos padres tienen miedo de hacer que sus hijos tomen de taza,  porque les preocupa que vayan a rechazarla por completo. Ella hace las siguientes sugerencias para que lograrlo sea más fácil.

Escoge el momento adecuado

Enséñale  la taza preferentemente  en el almuerzo y la cena, antes que en el desayuno que es cuando el pequeño tiene más hambre. Mantén el biberón o la leche materna por la tarde o antes de dormir.

Compra varias tazas para niños

Es buena idea no escatimar en comprar varios tipos de tazas, porque tu bebé puede preferir unas tazas sobre otras. Es una experiencia de aprendizaje para los dos. Empieza con una taza que limite la cantidad de líquido que sale de esta, para que salga menos y no se ahogue, así se acostumbrará más rápido.

Dale sabor

No es mala idea pasar por el borde de la taza tu leche materna o la fórmula de tu bebé, y luego dársela.

Sirve tú de modelo

Los niños aman copiarse, así que toma un sorbo de tu tacita y ofrécele a tu bebé uno para él mismo. Los hermanos también pueden ser muy útiles para ayudar a enseñarle al pequeño como beber “como un chico grande”.

Usa diferentes líquidos

Algunos bebés solo tomarán agua de su tacita, pues aun prefieren la leche materna directa del pecho, o del biberón. No te preocupes, esto es normal, solo asegura que lo intente cada cierto tiempo. Cuando tu bebé tenga más de 12 meses, una taza pequeña de niños es una gran forma de enseñarle la leche de vaca. Puedes calentar la taza, esta es una forma para que los niños las acepten más fácilmente.

Pasar de una taza de entrenamiento a una taza normal

Haz del hecho que tu hijo empiece a tomar de una tacita de entrenamiento a una taza normal algo  importante, demuéstrale que es un paso de niño grande. Lleva a tu hijo a comprar y que el mismo escoja su taza de chico grande, y tal vez ten una simbólica ceremonia de “tirar la vieja tacita de bebé a la basura”.

Trata de servir solamente su bebida favorita en la taza, y guarda la taza de bebé para el agua. Si es que esta es jugo, asegúrate que esté diluido. Un popote es una buena manera de ayudar a la transición de taza de bebé a taza normal. No te estreses por los accidentes y desastres que puedan generarse con las tazas, estos van a suceder, pero haz que tu niño te ayude a limpiarlo.

Compartir

Deja un comentario