¿Cuándo y cómo empezar a hablar de sexo a tu pequeño?

¿Cuándo y cómo empezar a hablar de sexo a tu pequeño?

2
0
Compartir

Hablando de sexoUna de las mayores dificultades para las mamás es definir el momento para iniciar un diálogo sobre la sexualidad con sus hijas o hijos, y qué tipo de información brindar.

La psicóloga Rossina Guerrero del  Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos nos dice que se debe empezar a tocar el tema con nuestros peques desde que son bebés.

Qué debemos decirles a niños menores de 5 años:

  •  Enfocar en las diferencias corporales entre niños y niñas, en los tamaños, formas, colores y nombres, incluidos los de los órganos sexuales y reproductivos
  • Reconocer que sus cuerpos son diferentes a los de los adultos.
  • Que cada persona es dueña de su cuerpo y quenadie puede tocarlo.
  •  Remarcar que las personas que los quieren siempre los harán sentir bien y seguros y que no puede significar cariño o amor lo que no es de su agrado.
  •  También deben saber que siempre pueden conversar con mamá o papá de ello.
  • Otro aspecto es que resulta normal tocarse los órganos sexuales propios y que ello les cause placer, pero enfatizar que debe hacerse en privado.
Publicidad

La gran pregunta ¿Cómo se hacen los bebés?

  • No es necesario entrar en los detalles de la vivencia coital y bastará que se brinde información veraz cuando sea requerida.
  •  Una buena forma es que comprendan la forma en que las plantas y animales crecen y se reproducen, para luego introducir las explicaciones de la reproducción humana y, aunque parezca inútil hablar de las semillas, esa es una analogía muy buena, ya que, finalmente, tanto el óvulo como el espermatozoide funcionan como semillas que al juntarse generarán, luego de nueve meses y si las condiciones lo permiten, un nuevo ser humano.
  •  Es imprescindible convertir los temas sexuales en algo cotidiano. Su abordaje adecuado, desde que son muy pequeños, será clave para que sus hijos e hijas puedan tomar sus propias decisiones.
Compartir

Deja un comentario