Cuidados principales del recién nacido

Cuidados principales del recién nacido

80
0
Compartir

Quienes ya han sido mamás varias veces conocen mucho de las necesidades y molestias más frecuentes de los bebés, pero quienes somos mamás primerizas tenemos que lidiar con ello sin saber qué hacer.

Los bebés lloran desesperados, y nosotras asustadas a veces no comprendemos si tienen hambre, si están incómodos con el pañal o si les duele alguna parte del cuerpo.

Pero cambiará si lees este artículo porque el doctor José Recoba nos cuenta sobre los cuatro cuidados principales en los pequeños, los más importantes, los que nunca podrás dejar de prestarles atención.

Publicidad

1. Escaldaduras

Estas se producen por el calor, la humedad y la acidez de las deposiciones del bebé, resulta que la piel de los recién nacidos es muy delicada y se irrita con facilidad. Además, basta que se queden 5 minutos con el pañal mojado para sufrir una seria escaldadura. Hay que estar alertas porque el pañal ajustado y las diarreas también lo ocasionan.

Consejo: Un elemento importante para curar las escaldaduras es la manzanilla porque es un antiinflamatorio natural, además las cremas para tratar este problema lo contienen, así que hay que limpiar al bebé, ponerle la crema y un pañal con bastante absorción.

2. Los gases

Todas los hemos sufrido, pero en los bebés es más complicado porque lloran y no los entendemos. Ellos comen también por lo que no es extraño que tengan gases, el problema es que les cuesta más eliminarlos.

Consejo: Para tratarlo los pediatras recomiendan diversos productos como gotitas que puedes adquirir en las farmacias que los ayudarán, son seguras pero es preferible que te los recete un pediatra.

3. La lactancia:

Nosotras como mamás primerizas tenemos muchos problemas al dar de lactar, el doctor recomienda que debemos sentarnos y colocar al bebé en horizontal, así nuestro bebé  sentirá nuestro seno y lactará sin preocupaciones.

Asimismo, es recomendable que succionen entre 5 y 15 minutos en cada pecho y finalmente hay que colocar al bebé sobre nuestro hombro y sobarle la espaldita suavemente para sacarle lo que conocemos como “chanchito”.

4. Baño del bebé:

A quién no le ha dado miedo bañar a su bebé, son tan pequeñitos y frágiles que podrían escaparse o resbalarse de nuestras manos.

Consejo: En este caso el doctor recomienda que lo hagamos cuando se le caiga el ombligo, que usemos agua tibia entre 35 y 37 grados y que comencemos por la cabecita, hay que recordar que la zona del pañal merece más atención y allí es el único lugar que necesita jabón.

Compartir

Deja un comentario