¿Debería comprarle una mascota a mi hijo?

¿Debería comprarle una mascota a mi hijo?

110
0
Compartir

Está comprobado científicamente que convivir con un animal de compañía trae beneficios físicos y mentales a los niños.

¿Por qué adoptar a un perro?

Porque:
– 75% de la población infantil sufre problemas conductuales, disciplinarios y disfunción familiar.
– Hay 22 millones de perros callejeros en condiciones precarias

Antes de adoptar un perro para tu familia, es importante valorar el carácter, temperamento, finalidad y funcionalidad del perro para lograr una buena relación entre la mascota y los hijos.

Beneficios

  • Disminuye el ritmo cardiaco y la presión arterial de las personas que conviven con una mascota como parte de la familia.
  • Alivia trastornos de ansiedad y depresión
  • Al tener un perro con necesidad de actividad física, ayuda a mejorar la calidad de vida de ambos.
  • La convivencia con un animal genera tranquilidad en las personas, al grado que muchos son parte complementaria de terapias en pacientes terminales, discapacidades y algunas enfermedades.
  • Tienen mayor nivel de responsabilidad y compromiso. Al tratar con animales, se involucran mejor en el trabajo grupal y conviven de forma armónica en la escuela.
  • Se desarrolla el sentido humanitario en los niños, enseñándoles que un ser vivo siente y piensa (no de la misma manera que los humanos, pero lo hacen).
  • El sistema inmune se fortalece, ya que el niño se encuentra expuesto a mayor cantidad de antígenos a temprana edad.
  • Las familias que conviven con animales están más conscientes de su entorno, respetando y valorando más a los seres vivos, lo que se traduce como personas íntegras, honestas, y con una inclusión exitosa en la sociedad.
  • Cuando se tiene un perro en casa, se aprende a dar amor, respetar la vida, preocuparse por un ser vivo, cuidarlo, procurar su salud y atender sus necesidades en tiempo y forma.

Un niño no debe tener un perro si…

  • Tiene poca sensibilidad canina, porque puede desembocar en violencia
  • Cuando la familia no tiene tiempo de supervisar, cuidar y procurar al perro, esto puede convertirlo en un animal agresivo y destructivo.
Publicidad

Fuente: www.bbmundo.com

Deja un comentario