El desarrollo de los sentidos de mi bebé

El desarrollo de los sentidos de mi bebé

682
0
Compartir

Los familiares que tienen contacto diario e íntimo con el bebé son los más capaces de percibir sus necesidades. Por esto son la parte más importante para crear un ambiente en el hogar positivo, estimulante y donde el nuevo niño se sienta amado. La información y el conocimiento del mundo ocurre a través de los sentidos. Actualmente sabemos que los recién nacidos distinguen un rango amplio de sabores, que tienen preferencias por olores, que pueden identificar el olor especial de su madre en los primeros días de vida, y que lloran en forma incontrolable cuando se molestan o lesionan. Desde el nacimiento el niño empieza a desarrollar un sistema de comunicación con otras personas en su ambiente, por eso es importante conocer cuales son sus funciones y como cambian sus habilidades.

VISION

Los componentes del sistema visual funcionan antes de que el niño vea por primera vez la luz, y mejoran rapidamente después del nacimiento. Los niños pequeños tienen una tendencia mayor a enfocar a distancias cercanas. Ocasionalmente pueden parecer viscos (desviar los ojos) en forma transitoria en los primeros meses de vida.

Publicidad

TACTO

Se ha demostrado la sensibilidad al tacto en todas las partes del cuerpo después de la semana 20 del embarazo (que dura cuarenta semanas), incrementándose la sensibilidad rápidamente en los primeros 5 días de vida. Las caricias son parte fundamental en el desarrollo de tu bebé.

OLFATO

Como con el tacto, la sensibilidad del olfato se incrementa notablemente en los primeros días de vida. Los recién nacidos también son capaces de discriminar olores sútiles lo cual le permite diferenciar entre su madre y los extraños en la primer semana de vida. Es normal que el bebé tenga una respiración ruidosa por la nariz, esto se debe al pequeño calibre de las espacios áereos de la nasales.

EL GUSTO

Los niños succionan más fuerte y consumen mas líquido cuando éste es más dulce, se ha sugerido que esto se debe a que saborean el alimento y a la sensación del placer de succionar. Hay evidencia de que el niño puede diferenciar diferentes sabores desde que nace.

AUDICIÓN

Las primeras respuestas a la estimulación auditiva se observan a las 25 semanas de gestación. Se ha demostrado que los niños son igual de sensibles que los adultos a los sonidos de baja frecuencia, pero mucho mas sensibles que los adultos a los sonidos de alta frecuencia. A casi todos los bebés les gusta la música clásica o infantil y generalmente los tranquiliza.

Para mayor información diríjase a www.clinicamontesur.com.pe

Fuente: http://www.mundobebe.com

Compartir

Deja un comentario