Educación de los niños: Tarea de padres y profesores

Educación de los niños: Tarea de padres y profesores

134
0
Compartir

Las clases iniciaron y muchos niños estarán por iniciar su etapa escolar, ya sea porque empiezan por primera vez el colegio o porque se han cambiado de institución educativa, y muchos padres se siguen preguntando ¿qué tanto influye la educación del colegio frente a la recibida en casa?

Lo cierto es que ambos deben ir de la mano, porque tanto padres como educadores son fundamentales en la educación del niño, principalmente cuando recién ingresan al nido, pues en esa etapa todavía hay un fuerte apego por los progenitores y los pequeños solo darán su confianza a aquellas personas que son confiables para los padres.

Estíbaliz de Zulueta Velázquez-Duro, directora y psicóloga de la Escuela Infantil Nemomarlin Guindaleralos, explicó que los padres deben involucrarse y preguntar por sus hijos, las veces que sean necesaria, ya que demuestra un gran interés por la evolución del hijo. “Están dejando a nuestro cuidado lo más importante de su vida y deben saber y conocer cómo están viviendo sus hijos las nuevas experiencias”, indicó.

Publicidad

La directora española señaló, además, que “es importante que los padres, en las entrevistas iniciales, no solo se centren en los servicios -personal e instalaciones del centro-, sino que se interesen por la metodología de trabajo, que sea lúdica y experimental, en un proyecto educativo enriquecedor que abarque todas las inteligencias múltiples de los alumnos y algo fundamental, qué rutinas se trabajan en el aula y los horarios. Si antes de la incorporación del niño, en los hogares vamos adecuando las rutinas de sueño y alimentación a las que luego tendrá en la escuela, estaremos ayudando en gran medida a nuestro hijo a que su adaptación al nuevo entorno sea lo más favorable y rápida posible”.

Asimismo, es preciso recordar que es normal que el niño pueda sentir rechazo al ambiente escolar, pues es lógico que no quieren separarse de sus padres, si observamos que esa actitud se alarga en el tiempo (más de 3 semanas o un mes), lo que recomienda la pedagoga española es pasar por una tutoría, de modo que se sepa cómo ayudar a que el niño se sienta más cómodo y seguro.

No hay que olvidar que es necesario realizar un seguimiento, pues, aunque el niño esté bien adaptado, hay que evitar desligarse de su evolución o de cómo sigue su relación en el colegio con sus profesores y con sus compañeros.

 

Fuente: http://www.mujerhoy.com

Compartir

Deja un comentario