Embarazo seguro en verano

Embarazo seguro en verano

61
0
Compartir
Profile of pregnant woman with long hair in yellow dress on the beach

Tengamos en cuenta que en los meses de verano, tenemos que estar atentos a los riesgos derivados del calor, de la exposición al sol y de la deshidratación. Las mujeres embarazadas en muchos de los casos deben tomar precauciones extra para garantizar su seguridad y la del feto. Un excesivo calor puede suponer riesgos para el nuevo bebé y por lo tanto, hay que evitar las altas temperaturas e hidratarse correctamente. Se recomienda beber alrededor de  dos litros de agua diarios y medio litro más si las temperaturas son demasiado elevadas.

Durante los primeros meses de gestación, el calor extremo puede causar algunos defectos de nacimiento como por ejemplo la espina bífida. La deshidratación también, puede ocasionar infecciones del tracto urinario, desmayos y también es posible que provoque que el músculo uterino se contraiga, algo que puede desencadenar un parto prematuro. En general actividades sugeridas para embarazadas son la natación y navegación pero previa consulta con su médico.

Otro peligro son las picaduras de insectos principalmente de garrapatas y mosquitos. Sus picaduras en el caso de las garrapatas pueden llegar  a causar la enfermedad de Lyme  provocando fiebre, dolor de cabeza, fatiga y erupciones de la piel, y puede derivar en algo más grave si la infección se extiende al corazón, al sistema nervioso y a las articulaciones. Por eso es muy importante prestar atención a cualquier picadura que se note en la piel o alguna reacción que se tenga en el momento.

Publicidad

Para mayor información diríjase a www.clinicamontesur.com.pe

faros.hsjdbcn.org

Compartir

Deja un comentario