Las primeras semanas como mamá: Deseos Vs. Realidad

Las primeras semanas como mamá: Deseos Vs. Realidad

11
0
Compartir

Mom-babySi estás en la dulce espera seguramente te imaginas diversos planes sobre cómo será tu vida cuando el bebé haya llegado. Y si eres mamá tal vez recordarás las fantasías que albergabas en tu mente antes que tu tesorito se instalara en la casa.

Lo real es que los deseos muchas veces chocan con la realidad y por eso compartimos contigo un recuento humorístico de los planes que se trazan muchas mamás cuando están embarazadas para las primeras semanas con su bebé, pero que rara vez se hacen realidad. Ojo: No es para tomar en serio sino para divertirse, aunque mucho de verdad hay.

Deseo: Que el cuarto de bebé sea una obra de arte.
Realidad. Para la mayoría de mamás entre que no encontrabas la pintura que buscabas y que el “mil oficios” te falló, entraste en proceso de parto y el cuarto sigue a medias. No te preocupes, tu bebé sigue listo para mudarse a su cuarto cuando finalmente esté listo.

Publicidad

Deseo: Volver lo más pronto al Gym o al Yoga, luego que el bebé nazca, para recuperar tu figura.
Realidad: Solo la idea de clases de yoga o gimnasio te provoca cansancio. Además, estarás correteando a tu bebé lo suficiente para mantenerte en forma.

Deseo: Invitar a tus amigas a almorzar y todas juntas dándole cariño al bebé
Realidad: Tus amigas son muy amables pero a la hora de la verdad no soportan ni si quiera un grito de tu bebé.

Deseo: Preparar comidas gourmet mientras tu bebé duerme tranquilamente en su adorable camita.
Realidad: Tu pedacito de ternura grita hasta más no poder en cualquier momento que no lo estás cargando. Por eso comes lo que sea que puedas cocinar en 10 minutos y con una mano.

Deseo: Siestas deliciosas por la tarde, al lado de tu pequeño
Realidad: El tiempo de una siesta equivale a un frenético intento de lavar tres cargas de ropa sucia, sacarte la leche que debes guardar y ordenar un poco. ¿Siesta?… por favor.

Deseo: Que tu mamá se haga cargo del bebé todo un día para ir al Spa y a distraerte ¡Un día libre!
Realidad: No puedes aguantar estar separada de tu bebé ni por una hora, dejas de lado ese día.

Deseo: Ir escribiendo un diario o un blog documentando tu fabulosa nueva vida como madre
Realidad: Amas la maternidad pero luchas para poder contestar un mensaje de texto bien escrito, ni hablar de un post de 500 palabras.

Deseo: Aprender como tejer y coser preciosos atuendos para tu bebé
Realidad: No importa cuántas revistas te presten o tutoriales veas en Yotube, sigues tirando hilos y rompiendo las agujas. Tampoco tienes ni tiempo ni paciencia para seguir intentando. ¿Aló? ¿Compras por internet?

Deseo: Hacer nuevas amigas mamis, para tomar juntas lonchecito e intercambiar consejos.
Realidad: Después de una noche sin dormir nada, simplemente no tienes la energía para hacer nuevos amigos. Y si los haces a ellos tampoco les importa reprogramar la reunión para la próxima semana, o la siguiente semana, o la siguiente después de esa. Felizmente tienes Mamitips ¡Consejos y tips no faltan!

Deseo: Leer esas excelentes novelas que te recomiendan tus amigas cultas
Realidad: La única cosa que vas a leer es lo que puedas encontrar sobre los cólicos o cómo bajar la repentina fiebre.

Deseo: Regresar al trabajo con energías totalmente renovadas y nuevas ideas para lograr un ascenso.
Realidad: No sabes cómo vas a hacer para soportar estar lejos de tu amado bebé todo el día ¿Y si pido una licencia sin goce de haber?

Deseo: Podrás ver tus telenovelas y series favoritas mientras cuidas de tu bebé.
Realidad. Definitivamente no tienes tiempo para la TV y si lo tienes te sientes culpable por mirarla.

Compartir

Deja un comentario