Mejor nutrición menos golosinas

Mejor nutrición menos golosinas

45
0
Compartir

Un punto importante a considerar en la alimentación en niños es el consumo de golosinas.

Debemos limitar el consumo de golosinas dado su alto contenido calórico.  Las gaseosas, galletas, chocolates y caramelos tienen una gran cantidad de azúcares, estos pueden contener de 3 a 10 cucharaditas de azúcar por porción.

Las galletas rellenas pueden incluso contener grasas trans, lo cual es muy perjudicial  para la salud.  Si a ello se suma el consumo de  refrescos azucarados con los que el niño acompaña estos productos, en realidad la cantidad de azúcar es muy alta.

Publicidad

Una botella de gaseosa de 600 m.l.  contiene aproximadamente 17 cucharaditas de azúcar.  Si a esto le agregamos el paquete de galletas de 10 cucharaditas de azúcar, el niño estaría consumiendo 27 cucharaditas de azúcar, una cantidad exagerada en la alimentación de un niño.

Si  tu niño consume golosinas varias veces al día y varios días a la semana, lejos de alimentarlo estarías perjudicándolo,  porque tienden a volverse hiperactivos e irritables.  Además se generan caries dental y sobretodo les estaríamos  generando malos hábitos alimenticios.

Por lo tanto,  el consumo de golosinas no tiene ningún beneficio para el niño, por ello es muy importante que los padres lo controlen y  limiten, porque además de lo ya mencionado generaríamos en el niño una condición de sobrepeso u obesidad, un problema de salud pública en nuestro país.

Estaríamos también predisponiéndolo a futuros problemas cardiovasculares de hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes e incluso algún tipo de cáncer. Es necesario explicar a nuestros hijos el alto riesgo de consumir una excesiva cantidad de productos azucarados.

Y como padres recordemos que no debemos utilizar estos productos para premiar a nuestros hijos. Cuanto menos azúcar tenga la alimentación de los chicos, más saludable será.   No olvidemos limitar también el consumo de los postres hechos en casa que tienen un alto contenido de azúcar y grasas como el pye de limón, torta de chocolate y bizcochos en general.

Por: Ruth Palomino  –  Licenciada en  Nutrición

Compartir

Deja un comentario