¿En qué momento me preocupo por los tics nerviosos de mi hijo?

¿En qué momento me preocupo por los tics nerviosos de mi hijo?

578
0
Compartir

Los tics pueden darse en cualquier parte del cuerpo, tales como la cara, las manos o las piernas y sólo pueden pararse voluntariamente por períodos breves.

Pero algunos tics no se van nunca; los tics que duran más de un año se les llama “tics crónicos”. Los tics crónicos afectan a menos de un uno por ciento de los niños y pueden estar relacionados con un tic especial y poco frecuente llamado el “desorden de Tourette.” Los niños con el desorden de Tourette tienen tics corporales y vocales. Algunos desaparecen después de la adolescencia pero otros continúan. Los niños con el desorden de Tourette pueden tener problemas de concentración y de atención.

El castigo de los padres, las burlas de los amigos y los regaños de los maestros no ayudan al niño a controlar este tipo de tics, pero hieren su amor propio y su autoestima.

Publicidad

Mediante una evaluación médica integral que a menudo incluye consultas con un pediatra y un neurólogo, el psiquiatra infantil puede determinar si el joven sufre el desorden de Tourette u otro tipo de tic nervioso. El tratamiento del niño con un tic nervioso puede incluir medicamentos que le ayuden a controlar los síntomas. El psiquiatra infantil también podrá aconsejar a la familia y señalar cómo deben dar apoyo emocional al niño y proporcionarle un ambiente adecuado para su educación.

Compartir

Deja un comentario