Primeros meses de tu bebé: Detecta señales de autismo

Primeros meses de tu bebé: Detecta señales de autismo

408
0
Compartir

Seguramente has escuchado alguna vez hablar de autismo o del síndrome de Asperger y aunque  no sabes casi nada sobre el tema te gustaría conocer como detectarlo tempranamente, entre los 2 y 6 meses, y qué hacer si sospechas de su presencia.

Compartiremos contigo las principales conclusiones de la revista Nature que analizó miles de infantes desde que nacen hasta los tres años. La principal conclusión es que los bebés que inicialmente tuvieron un desarrollo normal, pero mostraron un contacto visual disminuido -la marca del autismo- entre los dos y los seis meses de nacido, debe encenderse una señal de alarma.

En conclusión, lo que dice dicha investigación es que si a los dos meses los bebés establecen contacto visual con su mami pero a partir de los seis meses muestra una mirada evasiva y no hace contacto, existen grandes posibilidades de que tu niñito sea autista.

Publicidad

Se dieron cuenta que los niños a los que más tarde se les diagnosticó autismo, a partir de los dos meses de nacidos, empezaron a mostrar una disminución constante en la atención a los ojos de otras personas.

Esto por primera vez nos indica que es posible identificar algunos de los signos de autismo en los primeros meses de vida, explica el doctor Warren Jones, jefe de la investigación.

“Estas son las señales más tempranas de autismo que jamás hayamos observado”.

“En los infantes con autismo, el contacto visual empieza a declinar a los seis meses de vida”

Cuenta el doctor Jones, quien aclara que esto sólo se puede detectar con tecnología sofisticada y que los padres a simple vista no lo pueden detectar.

¿Qué hacer?

  1. Observa el tipo de contacto visual que establece tu bebé, contigo y los demás, a partir de los dos meses. Es ideal el juego “¿dónde está?”
  2. Si muestra una mirada evasiva y es muy notorio entre los 4 y 6 meses, podrías tener una razón para sospechar.
  3. Si logras detectar estos pequeños comportamientos anteriormente mencionados, mantén la serenidad y busca la opinión de un médico especialista que lo revise durante un buen rato para que te brinde una mejor orientación.

Compartir

Deja un comentario