¿Pueden ser positivas las peleas entre hermanos?

¿Pueden ser positivas las peleas entre hermanos?

52
0
Compartir

La relación entre los hijos no siempre es de amor y paz, es común verlos por un momento jugar felices y en otras ocasiones ni se soportan. Pero, ¿es normal que discutan? ¿Qué hacer si se vuelve frecuente? ¿Traerá problemas en el futuro?

Como padres nos preocupa tanto que nuestros hijos se hagan daño y que estas pequeñas peleas puedan convertirse con el tiempo en enemistad. Si ya hemos sido testigos de situaciones de conflicto, lo peor que podemos hacer es actuar como jueces y culpar a uno de los hijos. ¡Gran error!

Lo mejor es tomar un respiro y sacar provecho de sus riñas. Dejemos de lado todo lo negativo que traen las peleas para ser los mediadores de sus conflictos fraternales.  Ayuda a comprender a tus hijos que todo problema tiene una solución.

¿Pelea entre hermanos? Guíalos y aprenderán a:

  • Solucionar conflictos y desacuerdos: La relación entre hermanos es una de las experiencias más complejas, un hermano puede ser a la vez amigo y enemigo, rival y confidente, compañero u oponente, etc. Guiarlos a lidiar sus riñas, invitarlos a dialogar y disculparse los acercará más y enriquecerá su relación fraternal.
  • Compartir con los demás: Muestra a tus hijos que si estás enojado es porque los dos están peleando y no te gusta verlos en esa situación, si vas a perdonarlos que sea a ambos, demuestra que tu cariño por ellos es igual de grande. Cada uno de tu hijo aprenderá que no es “el centro del universo”, se mostrará más amigable con los demás sin tendencia a ser posesivo.
  • Conocer sus aptitudes, talentos y límites: Si tus hijos conversan y se disculpan, aprenderán a conocer más de su personalidad, su manera de reaccionar y sabrán cómo confrontar ante una situación similar.
  • Construir buenas relaciones: Si tus hijos llegan a una solución por sí solos; aprenderán a respetar a sus compañeros, medirán sus palabras, escuchará las opiniones de los demás y guiará a sus amigos.
  • Controlar su agresividad: Las peleas entre hijos varones a veces llegan a la violencia, como padres debemos evitarlo a tiempo para que el niño controle sus impulsos y no actúe con otros amigos de la misma manera.
Compartir

Deja un comentario