¿Quieres ser mamá pero no dejas de fumar?

¿Quieres ser mamá pero no dejas de fumar?

22
0
Compartir

Mamás que todavía fumen en el Perú la verdad quedan pocas, pero si en tu caso fumas y estás  tratando de concebir o ya estás embarazada, te llegó un ultimátum para dejar de una vez el cigarrillo.

No te preocupes, no nos vamos a detener en condenar la práctica de fumar, sencillamente hablaremos de como dejarlo.

Probablemente todo el mundo te ha dicho que tienes que dejar de fumar mientras estés embarazada, pero sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo. Fumar aumenta las probabilidades de muerte súbita del bebé, dificultades en el aprendizaje, infecciones, labio leporino, anormalidades en las extremidades y problemas respiratorios. Además, tu bebé puede nacer hasta 200 gramos más liviano.

Publicidad

Luchar contra el síndrome de abstinencia será difícil, pero tu ansiedad, irritabilidad y ataques de ira se irán en menos de 2 semanas. Mantente fuerte y piensa en tu meta final.

Atiende a los siguientes consejos de la psicóloga y médico Caty Assin, que te orientarán sobre como debes llevar a cabo este reto. La meta: dejar de fumar de inmediato.

 ES AHORA O AHORA. Si de verdad estás tratando de concebir o estás embarazada tienes que dejarlo, no le des más vuelta, el momento es ahora mismo. Tienes un pequeño bebé en el cual pensar ahora, nunca habías tenido una razón más importante.

DEJARLO NO REDUCIR. Si se te ha ocurrido que en lugar de dejar el cigarrillo vas a fumar menos debes sacar esa idea de tu cabeza. Fumar menos cigarros de lo normal en el embarazo no va a hacer una gran diferencia. Incluso uno o dos cigarrillos al día pueden aumentar el riesgo de un parto prematuro, muerte uterina y otras complicaciones. Fumar menos cigarros puede causar que inhales más profundamente el humo del cigarro, donde antes tal vez lo tirabas sin que se haya acabado totalmente.  Por tanto, debes dejar los cigarros de golpe, y ahorra el dinero que gastas en ellos en productos para tu bebé, y también regalitos para ti misma.

MEJOR ANTES DE CONCEBIR. Es una gran idea dejar de fumar antes de que intentes salir embarazada, porque fumar puede causar grandes problemas que incluyen la infertilidad y dificultad para concebir. Empieza tirando a la basura todo lo que tenga que ver con fumar – encendedores, cigarros, Tabaco, todo – y limpia tu casa del olor a cenizas y humo, hasta dejar tu hogar ‘libre de tabaco’.

PARCHES Y CIGARROS ELECTRONICOS SOLO ANTES. Los sustitutos disponibles para ayudarte a dejar el hábito, como parches y cigarros electrónicos son dos opciones que reducirán la necesidad de fumar en un principio pero no son convenientes cuando ya estás embarazada pues estos productos también contienen nicotina, nociva para el bebé..

SI YA ESTAS EMBARAZADA. Fumar puede incrementar las chances de que tengas un embarazo ectópico, una muerte uterina o aborto espontáneo, dándote 3 buenas razones para dejarlo. También puede hacer tu embarazo más difícil, aumenta las probabilidades que te den aftas, infecciones urinarias y malestar.

No fumes y enfócate en hacer planes con los amigos no fumadores, ve a comprar para tu bebé, decora su habitación. Mucha gente dice que fumar les ayuda a relajarse, así que encuentra una alternativa para hacerlo. Intenta tener una ducha caliente con música, o mira una película. Si encuentras la ansiedad muy fuerte, haz un poco de ejercicio ligero, la natación y el yoga son excelentes opciones para un embarazo.

 MANTENTE FUERTE DESPUÉS DEL EMBARAZO. Si lograste dejar de fumar durante tu embarazo, mantente así. Fumar alrededor de tu bebé no es nada bueno para su pequeño y aún en desarrollo pulmón, y pueden debilitar su sistema inmunológico, haciéndolo más susceptible a enfermedades como la meningitis.

Si continuas sin fumar, te sentirás más en forma, más saludable y menos cansada – que es de mucha ayuda cuando estás cuidando a tu bebe. El necesitara atención a toda hora, así que mientras mejor te sientas más fácil será tu trabajo.

Compartir

Deja un comentario