Siéntete con energías todo el día

Siéntete con energías todo el día

38
0
Compartir

Estamos a pocas semanas que llegue una de las estaciones más calurosas del año de forma que para afrontar el verano estando embarazada es fundamental que estés preparada para sobrellevar altas temperaturas recuerda beber suficiente líquido, porque una buena hidratación es muy importante para ti y tu bebé.

Alimentos para el verano

Las frutas: Se pueden comer enteras, en zumos y helados, en los desayunos, postres, y meriendas. Aportan vitaminas y minerales como vitamina C, ácido fólico, potasio, vitamina A o betacaroteno, magnesio, e hidratos de carbono.  Con alto contenido en líquidos ayuda a evitar las temidas deshidrataciones. Recuerda consumirlas enteras porque mantienen su contenido acuoso y todo su potencial nutritivo; y con cáscara para preservar su riqueza en fibra.

Publicidad

Las verduras: Alimentos de baja densidad calórica, y ricos en fibra, vitaminas y minerales. Debemos tener mucha precaución  cuando lavamos  las verduras, bajo el chorro de agua, evitando tenerlas mucho tiempo en remojo. Cuando las cocinamos es conveniente hervirlas con poca agua o hacerlo al vapor, sólo durante el tiempo justo, para que pierdan la menor cantidad posible de nutrientes.

Los productos lácteos: Es importante también consumir productos lácteos por su aporte en calcio, vitamina B2, D y proteínas. Los yogures son un buen recurso para utilizar en las dietas de verano, porque resulta muy apetecible al tomarse frío y es más fácil de digerir. A la hora de comprar los yogures, conviene que elijas los más bajos en grasa, que puedes combinar con trozos de frutas y/o cereales. La leche y el queso fresco también combinan muy bien con las frutas de estación.

www.guiainfantil.com

Compartir

Deja un comentario