Tips para despedirse del bebé

Tips para despedirse del bebé

78
0
Compartir

¿Tu bebé se pone ansioso o molesto cuando dejas la habitación? Todas hemos pasado por eso, pocas cosas hay más difíciles que dejar a nuestro pequeño, así sea por solo por un rato mientras vamos de compras o a cumplir un compromiso durante todo el día, en el caso de las mamás que vuelven al trabajo.

No te inquietes, pues esta es una etapa normal en el desarrollo, llamada ansiedad por separación. Ocurre cuando los bebés entienden la idea de que los objetos y las personas existen aún cuando no los están viendo. Esta etapa puede suceder a los 6 meses de edad, pero es más típico entre los 8 y los 18 meses, antes de esta edad no existe ansiedad de separación (ej. A los 4 meses).

¿Qué hacer? ¿Qué decirle para que entienda que la separación nos duele a nosotras tanto como a ellos? La clave está en que entienda que vas a regresar de acuerdo a la manera que te despides.

Publicidad

Utiliza estos tips para evitar la ansiedad de la separación.

  • Empieza de a pocos: Deja a tu bebé por algunos minutos en un lugar seguro mencionando claramente que vas a volver en poco tiempo. Espera unos minutos y vuelve, para que se empiece a sentir cómodo sin ti en la habitación. Empieza a prolongar estor periodos cada vez más.
  • Estoy ya no estoy: Jugar juegos como escondidas o “ahora estoy-ahora no estoy” ayuda al bebé a darse cuenta de que las personas (y objetos) existen incluso cuando no los puede ver.
  • Preséntale a otras personas: Utiliza amigos o vecinos como cuidadores, para ayudar a que tu pequeño se acostumbre a otras personas y a estar sin ti.
  • Que conozca con quién se va a quedar: La persona que escojas para que cuide a tu bebé debe conocerlo antes contigo estando en la casa, para que tu tesorín se dé cuenta que es una persona que te agrada y en la cual confías.
  • Nunca te salgas a escondidas: No importa que tan tentador sea desaparecer sin despedirte, esto solo ocasionará que tu hijo se sienta inseguro. Dile que te estás yendo, por cuanto tiempo y que regresarás. Un adiós divertido (besos y cosquillas por ejemplo) mantendrá el humor tranquilo y ayuda al bebé a saber que esperar.
  • Pon cara feliz: Los bebés están atentos a tu cara y a tus sentimientos. Pueden imitar y reflejar tu comportamiento, por lo que intenta estar calmada y controlar los adioses.
  • Celebra cada vez que regreses: Tu ritual de regreso con un saludo con besos y abrazos, y juegos siempre ayudan a construir confianza.

Compartir

Deja un comentario