10 síntomas que deberían preocuparnos bastante

Hablar de cáncer nos da pavor a muchas, a pesar de que este mal ya no es sinónimo de muerte como hace unas décadas. Aún así una neoplasia es lo último que queremos contraer y conocer cuáles son sus primeros síntomas nos sería de gran ayuda.

Pero aún sabiendo esto somos pocas los que nos sometemos a exámenes de descarte porque creemos que no somos vulnerables a ello o simplemente por la falta de tiempo.

Asimismo, no todos recurrimos al médico cuando nos sentimos mal y nos auto medicamos, pero después de leer estos puntos que publicó el centro Cáncer Research UK, lo pensaremos dos veces.

Aquí compartimos las 10 señales que, según la investigación podrían ser una alerta roja de que sufrimos de alguna forma de cáncer, pero también podrían ser síntomas de enfermedades más sencillas, lo importante es tener la opinión del médico y descartar cualquier indicio de sufrir esta enfermedad.

  1. Tos persistente: Normalmente toser y mantenernos días con ello es normal, pero si viene acompañada de sangre, es mejor que nos hagamos una revisión.
  1. Cambio en las deposiciones: Si empezamos a tener problemas a la hora de ir al baño y vemos que las heces han aumentado de tamaño, puede ser una alerta de cáncer de colón.
  1. Sangre en la orina: Si cuando orinamos vemos restos de sangre, primero hay que descartar una infección, sino es así podríamos estar sufriendo cáncer de riñón o vejiga.
  1. Dolor inexplicable: Los dolores puede ser ocasionado por diversos motivos, pero si es persistente, más vale visitar al médico y hacernos una evaluación.
  1. Cambio de apariencia de los lunares: El verano está por llegar y con ello el riesgo de sufrir cáncer de piel, por eso si notamos que algún lunar cambió de color o apariencia, es momento de visitar al médico.
  1. Si tenemos heridas que no sanan: Al cabo de un tiempo nuestras heridas deben cicatrizar, pero si han pasado semanas y no sanan, puede ser una alerta de carcinoma.
  1. Sangrado inesperado: En las mujeres este síntoma puede ser normal o como causa de otras enfermedades relacionadas con nuestro sistema reproductivo, pero si las cosas empeoran hasta volverse una hemorragia, inmediatamente hay que visitar al médico.
  1. Pérdida de peso: si siempre hemos mantenido la línea y hemos tenido un determinado peso, es una alarma el hecho de bajar inesperadamente y de manera inexplicable. Si ese es nuestro caso hagámonos una revisión para descartar que tengamos un tumor maligno que lo ocasiona.
  1. Bultos inexplicables: Si de repente notamos un bulto en el pecho o en otra parte del cuerpo, es una señal de alarma, podría ser un quiste o tumor benigno, pero también podría ser cáncer. Es recomendable hacerse un chequeo.

10. Problemas para comer: si empezamos a tener problemas al masticar y nos obliga a consumir solo alimentos blandos, podríamos estar sufriendo de cáncer de cuello o esófago, una revisión no estaría por demás.

Ahora que conocemos estos síntomas es necesario aclarar que muchos de ellos pueden ser causados por enfermedades comunes y de bajo riesgo, pero siempre es mejor tener la opinión del médico para descartar un problema grave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *