4 masajes para decirle adiós al estrés

Nuestras responsabilidades en casa, más el trabajo y los chicos a veces nos generan tensiones que nos pasan factura!  Desde  terribles dolores y nudos en la parte de la cervical (nuca), punzones que molestan en la columna hasta los pies que muchas veces se nos ponen rojos!

Así como tú, miles de personas se sienten agobiadas por el estrés. Según un estudio hecho a 4 mil personas en el Perú, dio como resultado que el 78% ha sufrido estrés laboral. Para combatir esas tensiones lo más recomendable es relajarnos con unos buenos masajes.

Tienes temor de un masajista? Tranquila!  Tú misma puedes realizarte masajes para dar fin a estas molestias.  Acá algunos ejemplos:

Entorno

Construye tu entorno, date un baño y aplícate cremas corporales o aceite para empezar a relajarte.  Asegúrate estar en un lugar sin ruidos estridentes y con una iluminación tenue; mejor aún si pones música instrumental.  Recuerda desconectar los teléfonos para  no tener interrupciones! Materiales

Los materiales variarán según el masaje. La mayoría son sin ningún otro objeto. Para algunos masajes que hoy te enseñaremos sólo necesitas una pelota.

Masajes

– Para cuello y hombros: Estos masajes te ayudarán a decirle adiós a los dolores de cabeza!

Con los dedos de la mano izquierda masajea en pequeños círculos tu hombro izquierdo.  Repite esto con tu mano derecho sobre tu hombro derecho.  Luego, desplaza tus dedos haciendo círculos desde la base de la cabeza hasta los hombros. Finalmente, estira todos tus músculos abrazándote.

– Para la espalda: Para relajar la tensión de la espalda sólo necesitamos de una pelota de cualquier tamaño. Nos ponemos de espaldas y sostenemos la pelota presionando contra la pared. De esa forma vamos pasando la pelota por toda la espalda y en otra parte del cuerpo donde sintamos dolores.

Para los pies:  Muchas veces son los que más sufren porque soportan el peso y correteos que hacemos durante el día. Para engreírlos hagamos círculos con los pulgares por toda la planta del pie. Luego hagamos un puño con la mano y pasémoslo por toda la planta del pie.  Continúa relajando los tobillos con la yema de los dedos.   Luego sostén con una mano el pie y con la otra afloja los dedos.  Para finalizar, dale golpes suaves a la planta del pie.

En pareja masajea los gemelos: Los gemelos son los músculos de la pierna ubicados debajo de la rodilla en la parte posterior.  Para hacer el ejercicio la pareja debe estar echada boca abajo. Cogemos la parte de los gemelos de tal forma que nuestros pulgares estén juntos, uno al lado del otro.  Con esa posición de manos y haciendo presión con los pulgares masajeamos los gemelos de abajo hacia arriba y viceversa. Luego hacemos pequeños círculos. Finalmente, con una mano hagamos presión con los pulgares desde la parte de abajo de los gemelos hasta arriba.

Masajear los puntos clave de nuestro cuerpo (hombros, espalda, pies y gemelos) puede hacer una gran diferencia, empieza hoy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *