5 consejos para que tus hijos tomen sus medicinas

Cuando nuestros hijos están enfermitos, lo más habitual es que el médico nos recete una serie de pastillas y jarabes para poder tratarlo, sin embargo nuestros pequeños no lo ven como algo amigable y tienden a rechazarlo.

¿Qué hacer cuando nuestros hijos no quieren sus medicamentos? Aunque parezca una tarea sencilla, muchas madres coinciden que es un momento tenso y difícil tratar de convencer que sus hijos tomen sus medicinas. Para evitar que tu nene llore, te presentamos 5 consejos para volver divertida la toma de medicamentos.

1. Explica por qué es importante su medicina.

No importa la edad que tenga, conversa con él y explícale por qué debe tomar su jarabe o pastilla. Hazle saber que su resfrío o fiebre no le permitirá seguir jugando, por eso es necesario que tome su “súper pastilla” o “antídoto mágico” para recuperarse.

2. Crea un ambiente divertido.

Publicidad

Cuando llega la hora de su dosis, no te conviertas en la mala de la película persiguiendo a tu hijo por toda la casa para darle su jarabe. Al contrario, congenia con tu pareja y muestren entusiasmo con los medicamentos, pueden inventarse un juego en el que todos quieren probar un poco y mencionar “uhmm, qué rico” o “¡quiero más!”.

3. Si la medicina sabe mal.

Cuando el médico te recete pastillas o jarabes consulta si vienen en sabores de frutas o comestibles. Si no hay otra opción, puedes neutralizar el mal sabor de la medicina con un helado, refresco frío o cubito de hielo inmediatamente después de ingerirlo. El frío ayudará adormecer el paladar.

4. Bloquea el sentido del gusto y olfato.

Mientras toma el medicamento puedes apretar la nariz de tu niño, así no sentirán el sabor y el olor. Además, puedes decirle que lo intente solo como jugando.

5. Combina la medicina con alimentos.

Para algunas mamás esta táctica resulta efectiva, pero toma precauciones. Antes de combinar con alguna comida, primero consulta con el médico y lee las instrucciones de los medicamentos. Lo común es mezclarlo con una infusión, sopas, bebidas de fruta, papillas, entre otros.

Por último, te aconsejamos no tomar una actitud negativa ni forzar a tu hijo a que tome su medicamento, ten paciencia y dialoga. Para más información, te recomendamos un video realizado por un pediatra profesional de la Food and Drug Administration (FDA):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *