6 formas caseras de inducir al parto si tu bebé se hace esperar

 Si ya estás casi a término y quieres asegurarte el tener un parto normal, existen métodos naturales para inducir el alumbramiento de manera casera.

Cuando el bebé se hace esperar más de la cuenta, la forma artificial de inducir al parto es mediante la colocación de hormonas sintéticas que actúan de forma similar a las liberadas naturalmente en el cuerpo que causa contracciones.

Pero mucho mejor sería no tener que llegar a esto o a una cesárea, que es a lo que recurren muchos médicos cuando las dilataciones no se presentan. Publicidad

Antes que las pongas en práctica, te recomendamos que las consultes también con tu doctor para que te garantice que son métodos seguros para tu embarazo.

Recuerda que las fechas indicadas para el nacimiento no son ciencia exacta, y cualquier forma de inducción, médica o natural, pueden aumentar las probabilidades que haya un parto prematuro si es que tu bebé no tiene el tiempo completo (38-42 semanas de gestación).

El doctor Anselmo Rivera ha seleccionado una lista de métodos de inducción natural caseros de inducir al parto si tu bebé se hace esperar, que publica en la revista Embarazo y Bebé:

1. Tener relaciones íntimas.

Los últimos descubrimientos señalan que el semen masculino posee gran cantidad de hormonas de prostaglandina, las mismas que aplican los médicos pero en forma natural. Tu pareja puede estar más que dispuesto a ayudar a que comience el parto.Por tu lado, cuando tienes un orgasmo, tu cuerpo libera oxitocina, la hormona que causa que el útero se contraiga.En general, podemos decir que el sexo es más divertido que estar conectado a una vía intravenosa o aplicarse un gel al cuello uterino, a través de supositorios o tabletas.

2. Estimulación en los pezones

Si tu doctor te prohíbe el sexo, por ejemplo si es que tu fuente ya se rompió, o si es que no te sientes con las ganas de tener relaciones, hay otras formas que también pueden ser beneficiosas, como estimular tus pezones, lo que provocará que un torrente de hormonas recorran tu organismo produciendo contracciones.

La estimulación en los pezones puede hacerse de manera manual y de preferencia mientras tomas una ducha y dejar que el agua corra por tu pecho por uno o dos minutos.

También puedes usar un succionador para leche, que también puede ayudar a que inicien las contracciones,” dice el Dr. Rivera aunque no hay garantía que esas contracciones lleven al parto.

3. Acupuntura o acupresión
En general en Lima existen buenos acupunturistas que conocen los puntos específicos para mujeres embarazadas. Pide referencias y recomendaciones de otros para escojas un buen acupunturista.
La lógica de esta técnica es la liberación del flujo de energía bloqueada en los puntos meridianos, que al ser liberada puede ayudar a iniciar el parto. También hay dos puntos de acupresión en los que tú o tu pareja pueden aplicar presión.

4. Caminar
Caminar provoca que la gravedad haga efecto, y puede ayudar a que tu bebé haga presión sobre la cérvix. Esto hace que se sitúe en una buena posición para cuando el trabajo de parto ya haya empezado, sin ninguno de los efectos secundarios que pueden resultar de las inducciones médicas. Además disfrutarás aire fresco, te relajarás, y será un poco de ejercicio.

5. El trampolín
De acuerdo al Dr. Rivera, se han reportado diversos casos en los que saltar en un trampolín ha inducido eficazmente un parto. Si te animas, debes hacerlo muy despacio, con movimientos lentos y saltar coordinadamente. Una pelota de ejercicio también puede ser buena opción.

6. Alimentos diversos.
Se menciona las ensaladas, los alimentos picantes, vinagre, hierbas en la comida, etc. En este punto solo podemos decir que existen muchas recetas que “dicen” que funcionan y mientras no hagan daño ni te caigan mal, nada pierdes probando

Más tips:
Antes que te animes a probar los métodos señalados hazte dos preguntas:
1. ¿Todo ha andado bien durante mi embarazo?
2. ¿Todo anda perfecto con mi bebé?
Si la respuesta a ambas es sí, puedes hacer el que te guste de manera segura. A veces es mejor esperar a que tu cuerpo esté listo por su cuenta. Muchos casos fueron programados para dar a luz un lunes por la mañana, y terminaron ocurriendo el domingo en la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *