Alergias de invierno se esconden en rincones de tu casa

Las alergias de invierno se ocultan en tu casa y pueden enfermarlos a ti y a tus pequeñines, creyendo que tienen gripe y lo que tienen en verdad son las alergias crónicas de la estación invernal.

Según asegura el Doctor Mehmet Oz David son muchos los casos de personas que sufren por décadas de gripes, bronquitis y sinusitis, cuando en realidad todo tiene su origen en los que se llaman alergias de invierno.

Mucha gente está enferma todo el invierno creyendo que tiene gripe, y lo que tiene son las alergias crónicas de invierno.

¿Cómo detectarlas?

Si la gripe dura más de dos semanas, posiblemente se trate de una alergia de invierno.

Los culpables: El polvo, los ácaros, el moho.

Se esconden en:

Los libros. Acumulan demasiado polvo, y eso desata los síntomas alérgicos, como irritación en los ojos, congestión, dolor de garganta, etc.

Qué hacer: Si tienes alergia todos estos libros, estos estantes deben salir de tu cuarto, sácalos de allí, limpia muy bien por lo menos una vez a la semana, no le des al polvo oportunidad para que aparezca allí.

La refrigeradora. En el jebe sellador de tu refrigerador se acumula también alérgenos. Los bordes están llenos de migas y moho, y este desencadena alergias. Es por eso que tenemos que limpiarlo sí o sí. Es fácil, solo necesitas un poco de lejía y unos hisopos, y listo.

Toda la casa. Detecta rincones y lugares donde se acumula humedad y el moho. Hay que pasar trapo mojado y lejía por todos los rincones de la casa.

Antihistamínicos. Te ayudan de inmediato a detectar si tu problema es alérgico o verdadera gripe. Si el malestar te pasa con el medicamento es alergia. En este caso debes descubrir al agente. Piensa donde hay polvo, moho o humedad en tu casa y deshazte de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *