Alimentación de los Niños: ¿Cuántas comidas y qué alimentos?

Muchas mamás piensan que el número de comidas son sólo 3 (desayuno, almuerzo y cena); por ello cuando se les recomienda 5 comidas diarias para sus pequeños se muestran sorprendidas y piensan que es demasiado. Esta distribución es necesaria porque  los niños no pueden, ni deben  consumir grandes cantidades en sólo uno o dos tiempos de comida, ya que su estómago es pequeño respecto a la cantidad diaria de alimentos que necesitan para su buen crecimiento y desarrollo.

Las 5 comidas que se consumen al día deberán contener alimentos de los 3 grupos (Energéticos, Constructores y  Protectores), de esta manera nos aseguramos una alimentación  balanceada durante el día.  Aquí unos consejos a tener en cuenta:

Desayuno: Tiempo de comida importantísimo que representa entre 20 a 25 % del requerimiento diario; de éste depende el rendimiento físico y mental que tendrá tu niño durante el día.  Te recomendamos:

  • Jugo o cualquier fruta entera o picada (Protectores)
  • Avena (Energéticos)
  • Pan (Energéticos) con Queso (Constructores)

Media mañana: Representa entre 10 a 15% del requerimiento diario por ello nunca deberá reemplazar al desayuno, cada tiempo de comida es independiente ya que pasadas aproximadamente 3 horas, nuestro organismo requiere recargar energías. Algunas ideas son:

  • Refresco de Manzana (Hidratación)
  • Pan (Energéticos) con Huevo (Constructores)
  • Mandarina (Protectores)

Recuerda no sólo enviar fruta, ya que por si sola no cubrirá la energía que necesita para culminar la mañana.

Almuerzo: Tiempo de comida que aporta entre un 30 a 40% del requerimiento diario. Mucho cuidado en brindar sopas o caldos como entrada ya que sólo llenarás el pequeño estómago de tu niño y quitarás espacio para alimentos sólidos como el segundo plato.  Ten en cuenta:

  • Ensalada de lechuga con tomate (Protectores)
  • Arroz Graneado (Energéticos)
  • Lentejas con Pescado (Constructores)
  • Refresco de Fruta (Hidratación)

Recuerda que cada vez que prepares menestras deben ir acompañadas de cereales como el arroz, ya que ambas se complementan y elevan su calidad protéica.

Merienda: Aquí puedes aprovechar en ofrecer un lácteo (leche, queso o yogurt), y completar la cantidad de frutas que debe comer, que son como mínimo 3 porciones al día.

Cena: Esta nunca deberá obviarse, ya que representa aproximadamente un 20% a 25% de requerimiento diario  y deberá también ser balanceada.

Recuerda que el apetito del niño es variable ya que el ritmo de crecimiento no es el mismo en todas las edades, evita discutir o castigarlo para que acabe lo servido, ten paciencia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *