Bebés intolerantes a la lactosa

Alrededor de un 70% de la población mundial es intolerante a la lactosa. Entre ellos muchos niños. Médicos peruanos sostienen que esto se presenta a partir de los 5 años, pero en algunos bebes ya podemos notar los síntomas de esta condición.

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un azúcar presente en la leche de vaca, de cabra, de oveja y también la encontramos en la leche materna. Publicidad

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad para digerir la lactosa que se encuentra en diferentes productos lácteos. En otras palabras ocurre cuando las personas no producen suficiente cantidad de la enzima lactasa, la cual es necesaria para dividir la lactosa en dos azúcares más pequeños llamados glucosa y galactosa.

Cuando no tenemos suficiente lactasa, la lactosa pasa al intestino grueso donde las bacterias la fermentan produciendo gases y ácidos.

¿Cómo me doy cuenta que mi bebé tiene intolerancia?

El doctor Dr. Alberto Gedissman sostiene que los bebés que son intolerantes a la lactosa pueden presentar sarpullido, irritabilidad, diarrea, cólicos abdominales  o vómitos después de tomar leche u otros lácteos.

Los síntomas pueden empezar a notarse media hora después de que el bebé se alimente. Sin embargo, es bueno saber que los niños prematuros tienen mayor predisposición a sufrir de intolerancia a la lactosa.

Un bebé intolerante  a la lactose no aumentará de peso regularmente mientras no se tomen algunas medidas porque no puede  digerir la leche materna o la leche de fórmula, así que podría necesitará que le den una dieta especial para su desarrollo.

¿Qué hacer?

Si notamos que los peques empiezan a sentirse mal, es necesario llevarlos a su pediatra, normalmente el diagnóstico se hace con un examen de lactosa en la respiración.

Es recomendable que evitemos los lácteos en la alimentación de los peques y sigamos el tratamiento administrado por los médicos. Asimismo, podemos usar leche de soya, arroz o leche de vaca tratada con lactasa para niños.

Si los peques no pueden obtener calcio a través de la leche, es bueno considerar suplementos, consulta con tu pediatra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *