Beneficios del Pilates para embarazadas

Conforme avanza el embarazo, algunas mujeres llegan a asentirse limitadas, ya que el cuerpo empieza a perder elasticidad y mantener la postura les es cada vez más complicado de conseguir, por lo que la actividad física, desde los primeros meses del embarazo, es muy importante.

Además de tonificar los músculos de la madre, la práctica regular de ejercicios ayuda a un sano desarrollo del embarazo, permite mantener el peso, reduce los dolores habituales y estimula la circulación sanguínea.

En ese sentido, el Pilates reúne todas las cualidades y requisitos para que la mujer tenga un embarazo saludable, además, nos prepara para tener un parto sin complicaciones.

Beneficios del método Pilates para la futura mamá

De acuerdo a las necesidades de cada etapa de la gestante, se aplican técnicas distintas, ya que se está sujeto a los cambios de energía de cada mujer; sin embargo, los ejercicios al ser ligeros, permite que las madres conozcan mejor su cuerpo, de modo que son conscientes de cada uno de los cambios que atraviesa.

Durante la gestación:

  • Fortalecimiento de la pared abdominal, lo que favorecerá a la expulsión en el trabajo de parto.
  • Prevención de la separación anormal de los músculos de pared abdominal.
  • Disminución de la curva lumbar causada por el aumento de tamaño y peso del abdomen
  • Disminución de la tensión generada en los músculos, a través de la relajación y estiramientos.
  • Fortalecimiento de la musculatura de las piernas, estimulando la circulación sanguínea.
  • Fortalecimiento de la musculatura de los brazos para adaptar la postura al aumento de peso y volumen del pecho.
  • Mejoría del sueño y de la concentración
  • Mejoría del mecanismo respiratorio debido a una mejor oxigenación de los tejidos y del bebé.

Durante el parto:

  • Beneficios durante el parto. Partos de menor duración, menos cesáreas.
  • Concienciación corporal de las posturas durante el parto.
  • Aumento de la resistencia, de la relajación.

Después del parto:

  • Rápida recuperación del posparto, fortaleciendo la zona abdominal.
  • Reducción de los síntomas de incontinencia, mejoría de la circulación y estreñimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *