¿Cómo actuar si tu bebé se atraganta?

En un solo descuido, nuestro bebé puede ingerir un alimento grande, dulce, juguete o cualquier objeto sólido que puede obstruir por completo el conducto aéreo (donde pasa el aire hacia los pulmones) en menos de 1 minuto. Si no estamos atentos dentro los 40 segundos de lo ocurrido, nuestro pequeño puede quedar inconsciente por falta de oxígeno.

En estos casos de atragantamiento o asfixia, es necesario que los padres estemos preparados para poder auxiliar a nuestros hijos, ya que no se puede esperar hasta llevarlo a un centro de salud porque la ayuda debe ser inmediata.

Por eso, te recomendamos algunas maniobras sencillas para ayudar a expulsar lo ingerido por el bebé. ¡Toma nota!

Síntomas por edad

  • Antes de 1 año: no emite ruido, tiene cara de angustia y su cara se torna azul
  • De 1 en adelante: se lleva las manos al cuello y está desesperado

¿Qué hacer?

Maniobra de Heimlich

¿Tiene sus manos en el cuello sin poder pedir auxilio? Entonces:

  1. Ponte detrás del niño
  2. Toca su ombligo con los dedos Medío e Índice
  3. Con la otra coloca el puño arriba de esos dedos (como si lo tocara la base de un cilindro)
  4. Cubre el puño con la mano que tocaba el ombligo
  5. Haz compresiones en el abdomen con movimientos hacia dentro y hacia arriba, las veces que sean necesarias hasta que expulse el objeto que impide la respiración.

En bebés la maniobra es diferente:

  1. Cárgalo abarcando toda su cabeza
  2. Fija su cabeza tomándolo del mentón
  3. Colócalo bocabajo sobre tu antebrazo
  4. Inclínalo para que la cabeza quede más abajo que sus piernas
  5. Da 5 golpes continuos en la espalda sobre la columna vertebral (entre los omóplatos o huesos debajo de los hombros)

Si el bebé no arroja el objeto:

  1. Voltéalo boca arriba sobre tu antebrazo
  2. Con dos dedos dale 5 compresiones sobre el esternón (entre los pezones)
  3. Repite los golpes en la espalda y las compresiones las veces que sean necesarias hasta que deseche el objeto

Importante: recuerda que no debes darle líquidos durante la urgencia, ni metas un dedo en su boca porque aumentarás el riesgo de asfixia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *