¿Cómo evitar el sentimiento de culpa si trabajamos fuera de casa?

Cada día es más frecuente que  las mamás tengamos un trabajo que podemos realizar desde casa pero en algunos casos esto no es posible y tenemos que salir dejando con mucha tristeza a nuestros bebés.

Incluso datos recientes Global Research  Marketing, revelaron que el 41% de las madres peruanas trabajaban fuera del hogar y que además el 62% de ellas eran menores de 35 años.

Como vemos hay un gran porcentaje de mujeres que debe alejarse de casa  y eso nos pone en una situación complicada puesto que muchas empezamos a tener un gran sentimiento de culpa por alejarnos de nuestros hijos.

Sin embargo debemos estar conscientes que no es algo malo, y que por el contrario realizarnos como mujeres y profesionales no está desligado de nuestras responsabilidades como mamás.

En ese sentido, compartimos una lista de consejos y tips que nos ayudarán a sentirnos mejor.

-No hay que desesperarnos, si tenemos que trabajar y no podemos estar mucho tiempo con los niños, asegurémonos que el momento que estemos con ellos sea de calidad y placentero.

-Nadie puede llegar a ser perfecto, en algún momento vamos a sacrificar algo en la vida laboral y algo en el seno familiar, pero todo será por lograr un equilibrio y poder disfrutar de estos dos planos.

-Cuidemos nuestros horarios de salida: si de por sí nos sentimos culpables por trabajar, es terrible cuando nos pasamos de la hora y llegamos tarde a casa, así que prestemos vital atención a nuestro horario y prioricemos el cumplir con nuestra jornada a tiempo.

-Disfrutemos cada instante en familia: los fines de semana, feriados y vacaciones son sagrados y podemos dedicarlo por completo a nuestra familia, no descuidemos nuestra relación y menos el generar un vínculo con nuestros hijos, el poco tiempo que estemos con ellos durante el día vale más si les damos todo nuestro amor.

No somos ni las primeras ni las últimas que tengamos que trabajar y ser madres a la vez, tenemos la necesidad de desarrollarnos en el ámbito laboral y es recomendable buscar un equilibrio para que las cosas siempre marchen bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *