¿Puedo manejar por Lima si estoy embarazada?

Si manejas por la ciudad de Lima ya sabes que el tráfico puede ser un verdadero infierno: Embotellamientos, tráfico, bocinazos, choferes imprudentes que te cruzan todo el tiempo, micros que no respetan a nadie, choferes que insultan a viva voz, peatones temerarios.

Según el propio Discovery Channel manejar por Lima no es recomendable para nadie ya que está entre las 5 ciudades del mundo donde se maneja peor. ¿Y si encima estamos embarazadas qué debenos hacer? ¿No manejar más? No tan rápido.

Según explica la ONG peruana Luz Ambar a nivel mundial se advierte que no se trata de que la mujer embarazada deje de manejar pero sí que tome precauciones adicionales para evitar un accidente y también el estrés que puede afectarte a ti y a tu bebé.

Atiende a los siguientes consejos:

  • Evalúa lo más conveniente. Es muy sencillo decirle a una mujer embarazada acostumbrada a manejar: ya no uses tu auto. ¿Pero esto es un buen consejo? Si tomamos en cuenta lo que pasarás trasladándote en micro, taxi, custer o El Metropolitano, seguramente conducir tu auto seguirá siendo una opción más segura.
  • Estado “Zen”. Lo primero que debes hacer es ser consciente de lo que te espera: bocinazos, gritos, autos que te cierran el paso. Evita molestarte, nunca contestes un insulto y tampoco pretendas cobrarte la revancha contra otro conductor. Pase lo que pase mantén el buen humor.
  • Evita las horas punta. Todos sabemos que entre las 8 y las 10 de la mañana; al igual que entre las 6:00 y 8:30 de la noche. Si trabajas intenta acomodar tus horarios de manera que evitas manejar durante este lapso de tiempo. De no ser posible vuelve al estado Zen.
  • Escucha música. Un estudio descubrió que las personas que escuchan música cuando están en medio de tránsito, tienen menor probabilidad de enojarse que quienes no escuchan música. Recuerda: tu enojo afecta tu bebé desde la barriguita
  • Planifica tus rutas. Cuando te dirijas a lugares que no vas seguido pide consejo a otros conductores sobre cuáles son las mejores rutas y cuánto tiempo puede tardar el trayecto, esto te ayudará muchísimo y te dará tranquilidad.
  • No hagas caso a conductores impertinentes. Maneja despacio, respeta siempre las señales de tránsito e ignora por completo a los conductores impertinentes que te apuran a bocinazos o te exigen que cometas alguna imprudencia. Sencillamente no hagas ningún caso de esas combis o taxis que te gritan improperios, para ti No existen.
  • Calma y más calma. Si es tu costumbre tocar el claxon a los demás y gritarle a los demás conductores ya no lo hagas más, es muy peligroso y te pondrá en un estado mental nocivo para el bebé.
  • Mejor acompañada. Siempre será mejor ir acompañada por si se te baja una llanta ocurre, desperfecto o un accidente, temas que se te harán más difícil resolver sola y embarazada.
  • Consulta con tu médico. Sin duda llegará el momento en el que tu médico te aconseje ya no manejar porque el parto podría presentarse en cualquier momento. Hazle caso y no te arriesgues.
  • Otros puntos a considerar. Mantente a 30 centímetros de distancia entre el timón y tu pecho, y ponte el cinturón sobre tu vientre y entre tus pechos.
  • Camina distancias cortas. Si puedes dejar el auto en caso y caminar hazlo, te hará bien y podrás relajarte y disfrutar de la ciudad en lugar de sufrir del infernal tráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *