¿Sabes escoger el biberón apropiado? Sustancias dañinas, modelos y más !

¿Observas la etiqueta del biberón?  Informémonos bien para evitar comprar biberones que contienen Bisfenol A, sustancia con la que se fabrican muchas marcas pese a que son dañinas para la salud de nuestro bebé!  Así,  la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) prohibió la venta de biberones que contengan esta sustancia porque al exponerse a altas temperaturas, el biberón suelta sustancias que al ingerirlas pueden provocar tumores y toxicidad aguda en los bebés.  

Si ya descartaste todos aquellos que tienen Bisfenol A, continúa evaluando las marcas que quedan teniendo en cuenta:

¿Qué tamaño es mejor?

Pequeño: Si es recién nacido y por razones médicas no podemos optar por la lactancia materna, adquiramos un biberón pequeño con cantidades entre 90 a 120 ml. Algunas mamás deciden comprar de frente el biberón grande porque la ración del bebé aumentará, pero el biberón pequeño también se puede utilizar posteriormente como el biberón de agua o jugos.

Grande: Así como va creciendo nuestro engreído, también aumenta su hambre! Así que si vemos que le quedó chico su biberón, entonces compremos los de 240 a 340 ml.

¿Qué forma de biberón es la más recomendable?

Hay de distintas formas y cada marca trae una diferente. Recuerda que debes ver la comodidad del bebé y también lo práctico que puede ser a la hora de lavarlo. Los modelos que podemos encontrar son:

–  Ergonómico: son los biberones que pueden resultar muy fáciles de coger para el bebé, incluso podemos encontrar algunos muy cómodos de sostenerlos porque tienen un agujero al medio del biberón, pero a la hora de lavarlos pueden ser muy complejos!   Qué detalle !

Anti-reflujo:   Los 30° de inclinación de estos biberones impide que el bebe aspire demasiado aire como puede suceder con la mayoría de biberones; además al bebé le resulta muy cómodo succionar la leche por la inclinación que tiene.  Sin embargo no es fácil de lavar justamente por esta inclinación que tiene.

Ancho: Se puede decir que es uno de los más cómodos por su forma. El cuello y el cuerpo del biberón permiten preparar fácilmente la leche y a la hora de lavarlo  es muy práctico!

Clásico. También conocido como cilíndrico. Es el tipo de biberón que la mayoría de mamás compra y que es práctico para todo tipo de usos.

Triangular: Como su mismo nombre lo dice, es de forma triangular y por lo tanto es muy fácil de lavar y preparar la leche a nuestro pequeño.

¿Es mejor de cristal o de plástico?

Algunos nos aconsejan cristal otros de plástico, entonces ¿Cuál elegir? Toma en cuenta estos detalles:

Cristal: Los biberones de cristal son recomendables para resistir altas temperaturas, ideales si queremos calentar la leche en el microondas. Además son más higiénicos porque podemos esterilizarlos y no desprenden ninguna sustancia dañina para el bebé. Por otro lado, suelen ser pesados, peligrosos y fáciles de romper con una caída. Por esa razón se recomienda usarlo cuando el bebé es pequeño y es la mamá quien sostiene el biberón.

Plástico: Los biberones de plástico son resistentes a cualquier caída y son livianos, por eso son los más comunes en los niños que ya lo sostienen al tomar sus líquidos; además son mucho más económicos!  Sin embargo, se maltratan con facilidad y por su material no podemos usarlo mucho tiempo. Si vemos que tiene ralladuras y algo maltratado es mejor cambiarlo para evitar bacterias que se impregnan en el envase.

Y, ¿Qué hay sobre los chupones?

Un biberón sin chupón, no es biberón completo! Así como hay diferentes formas, materiales y formas de biberones; los chupones no se quedan atrás!   Los chupones que se distinguen por su forma, material y orificio. Conozcamos un poco más de esto!

Chupones según su material

Silicona: La razón por la que muchos escogen el chupón de silicona es porque no adopta el sabor u olor de los alimentos.  Es inodoro, transparente, no tóxico y capaz de aguantar la grasa de los alimentos y altas temperaturas.

Caucho: El caucho es resistente a rasgaduras y es blando para la boca del bebé, pero se deteriora con la grasa de los alimentos o el calor.  Además, los sabores suelen pegarse, razón por la que se tienen que cambiar continuamente.

Chupones según su forma

Anatómicas: Los chupones son muy similares al pezón de la mamá y tienen la punta aplanada.

Boca ancha: Tienen la base ancha, la punta redondeada y tiene forma de cono.

Clásicas: Es muy similar al chupón de boca ancha pero la boca es más pequeña.

Chupones según su orificio:

Orificios pequeños: Suelen ser los apropiados para tomar leche o agua.

Orificios grandes: ideales para tomar jugos o líquidos espesos.

Flujo variable: No tiene orificio sino un corte que según la posición del bebé cambiará el flujo del líquido que puede salir del biberón.

¿Escoger el biberón del bebé es sencillo? Pues sí (si estamos bien informadas)! Hay tanta variedad como gustos  del bebé. Y tú, ¿Cuál eliges?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *