Si vas al Gym, ten en cuenta esta rutina de alimentación

Con la llegada del calor, lo primero que se desea es usar prendas un poco más descubiertas, como polos, faltas o shorts; sin embargo, algunas mujeres nos sentimos un poco avergonzadas por no sentirnos a gusto con nuestros cuerpos, por lo que vamos al gimnasio o iniciamos una rutina de ejercicios en casa para sentirnos saludables y cómodas.

Si ya iniciaste con una rutina de ejercicios, en algunos gimnasios te detallan un plan nutricional que te permitirá estar bien alimentada, sin abandonar lo ganado con la rutina de ejercicios; pero, en caso no haya sucedido esto, ¡descuida! Mamitips te alcanza estas recomendaciones para que logres tus objetivos.

  1. Alimentos antes de hacer ejercicios:
    • La hidratación es importantísima. Es recomendable tomar 2 tazas de agua, 2 horas antes de hacer ejercido y dos tazas adicionales 20 minutos antes de empezar.
    • Nunca hagas ejercido antes de desayunar, pero, si te ejercitas muy temprano, lo mejor es comer fruta o una rebanada de pan.
    • Mantén una dieta equilibrada y basa la mayor parte del aporte calórico en la ingesta de hidratos de carbono.
    • No hagas ejercicios inmediatamente después de comer, recuerda que el cuerpo usa los líquidos de los músculos en los intestinos durante la digestión. El horario ideal para realizar ejercicios es aproximadamente:
      • 1/2 hora luego de una colación.
      • 1 hora luego de una comida liviana, una colación
      • 2 horas luego de una comida regular.
      • 3 horas luego de una comida abundante.
    • No consuma dulces como miel, refresco, o caramelos inmediatamente antes de hacer ejercicio esto no va aumentar inmediatamente la energía sino que puede aumentar la insulina; esto reducirá el azúcar en la sangre y así se agotará más rápido.
  2. Alimentos durante el ejercicio:
    • Es importante tomar mucha agua durante el ejercicio, esto no causará dolor ni molestias estomacales. Lo recomendable es que tome aproximadamente ½ taza de agua cada 10 o 15 minutos.
    • La mejor forma de prevenir los calambres es mantenerse hidratado. Nunca tome sal ya que esto empeorará los calambres.
    • Para las personas que realizan ejercicio en condiciones ambientales moderadas el líquido apropiado para la hidratación es el agua. Ya que la dieta debe aportar las cantidades necesarias de sodio, potasio y demás electrolitos para reemplazar los que se pierden sudando.
    • Es muy importante que no coma durante el ejercicio, ya que los intestinos requerirán los líquidos, entre ellos la sangre, que deben utilizar los músculos a la hora de ejercitarse.
  3. Después del ejercicio:
    • ¡Tome más agua!
    • No haga una comida pesada durante la primera hora luego del ejercicio.
    • Es mejor una comida ligera 30 minutos después el ejercicio. Ejemplos:
      • 1 taza de leche o yogurt sin grasa.
      • 1 manzana con una de queso cottage bajo en grasa.
      • 2 rebanadas de pan integral con 2 rebanadas finas de jamón de pavo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *