Ventajas de tener bebes antes de estudiar una carrera

Como mamás somos los seres más felices sobre la tierra por poder disfrutar de nuestros niños, el regalo más valioso que nos ha dado la vida. Pero ¿qué le recomendarías a la nueva generación de chicas que vienen justo detrás de nosotras? ¿Es mejor tener a nuestros bebés antes de empezar a estudiar o luego de finalizar la carrera?

Interesante pregunta ¿verdad? Seguramente muchas dirá que lo que se acostumbra es que primero vengan los estudios de un carrera, luego (o simultaneamente) llegue el amor, luego el matrimonio y al final los bebés.

Sin embargo, cada vez más chicas piensan que esto no siempre funciona así. Para algunas primero viene el amor, luego el bebé, luego el matrimonio, luego otro bebé, luego otro más, y finalmente su carrera.

¿Cuál de las dos posiciones es entonces la correcta? Eso solo lo puede decidir cada mujer, o mejor dicho cada pareja, pero una investigación realizada por el Instituto de Maternidad y Crianza de EE.UU brinda datos reveladores.

El estudio encuestó a chicas que habían quedado embarazadas antes de los 21, cuando estaban en la universidad o incluso en el colegio y que actualmente son madres de 1 a 4 hijos y profesionales exitosas.

La mayoría de estas mamis reconocen las siguientes ventajas y desventajas que debieron afrontar:

Desventajas:

-Terror y vergüenza. Al quedar embarazadas en forma prematura la mayoría pensaba que su vida se había terminado antes de que empiece.

– Sueños truncos. La mayoría de las veces los planes de viajar, disfrutar la soltería y desarrollar una gran carrera se “van al agua”, lo que puede ser momentáneo.

– Cuando pase el tiempo y los hijos crezcan te encontrarás sin una carrera ni experiencia laboral que te permita iniciar una exitosa vida laboral

Ventajas

Al contrario de lo que pensaba inicialmente, el tener uno o varios hijos no impidió que estudies la carrera con la que soñabas.

El tener puede empujarte con mucho más fuerza a perseguir esos sueños aún más, porque tienes otra pequeña persona que depende de ti.

-Enfrentas los retos de la vida con mayor madurez para discernir lo que verdaderamente quieres que tus pares sin hijos.

– La fertilidad es mayor cuando eres joven y tienes más vitalidad. Esto es una enorme ventaja a la hora de concebir, gestar y cuidar de los bebés.

– Tienes mejores posibilidades de tener varios hijos. Uno, dos, tres, los que decidas. Luego puedes cerrar la fábrica y encarar el futuro sabiendo que tu periodo de embarazada ha terminado para enfrentar nuevas metas.

– Al llegar a los base tres podrás estar en mucho mejores condiciones de enfrentar una vida laboral, así sea desde abajo, que si recién entonces busques quedar embarazada.

Conclusión:

Ser mamá es lo máximo, ya sea que te embaraces muy joven o  al límite de tu edad, en mabos casos hay ventajas y desventajas.

Condiciones aparentemente adversas, como tener una familia con varios hijos muy joven, pueden convertirse en grandes ventajas más adelante para aquellas que “contra viento y marea” avanzan estudiando una carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *