5 juegos para compartir con tus hijos

La infancia de ahora y la de nuestros tiempos tienen muchas diferencias, pero si en algo pueden coincidir tu hijo y tú es en los juegos al aire libre. Salir de casa a jugar, no solo proporciona bienestar físico, sino también psicológico, ya que refuerza su creatividad y su imaginación.

Si bien a las mamás no nos guste que nuestros hijos salgan por mucho tiempo a la calle, la verdad es que jugar en los parques con los amigos tiene muchos beneficios en su salud, ya que el contacto con la naturaleza vuelve a los niños más resistentes a todo tipo de bacterias y polvos.

Además, permite que se acostumbren a diversas condiciones atmosféricas, días calurosos o lluviosos, y les ayuda a la absorción de la vitamina D y de calcio, pues la exposición moderada al sol contribuye a esta tarea en el organismo. Publicidad

Ahora que se vienen las vacaciones, te compartimos 5 juegos que puedes compartir con tus engreídos:

  1. Avioncito o Rayuela

Solo necesitas una tiza o muchas de colores, una pequeña piedra y un piso lizo donde puedas dibujar un diagrama en forma de avión, compuesto de cajas con los números del 1 al 10. Hecho tu “avioncito”, los jugadores deben saltar de caja en caja con un solo pie, evitando tocar la caja con el número donde cayó la piedra. ¡El que complete todas las cajas sin caerse ni equivocarse gana!

  1. Saltar soga y liguita

Basta con una cuerda larga para el primer juego, mientras que para el segundo una soga más grande para tomarla de las puntas y amarras. Ambos juegos necesitan mínimo de 3 jugadores, 2 que esté a los extremos para sujetar la cuerda y el otro que se encargará de pasar cada reto, subiendo la altura de la cuerda cada vez, por lo que se necesita de mucha coordinación y concentración.

  1. Las escondidas

¡Cuento hasta 10! Si bien, de acuerdo al número de jugadores y al espacio se puede contar, incluso, hasta 25 o más, la idea principal es que uno de los participantes cuente con los ojos cerrados en un lugar fijo, como un poste o banca, mientras que los demás se esconden. Terminado el tiempo, al que le tocó contar debe tratar de encontrarlos a todos antes que uno de ellos vaya al punto acordado y ¡salvado a todos mis compañeros!

  1. 7 pecados

Hay variaciones, los 7 países, los 7 colores, los 7 números, pero, sea la palabra clave que hayan acordado con el grupo, la mecánica es la misma. Necesitas de una pelota y un grupo de amigos, cada uno con un color o palabra clave que, al escuchar su nombre, corra por la pelota que se lanza al aire, mientras que los demás corren sin dirección fija. Cuando se atrapa la pelota, todos deben detenerse y, tras dar 2 pasos, al que le tocó debe intentar darle a cualquier compañero, si lo logra, la pelota la debe lanzar el que perdió. ¡A correr!

  1. Matagente

Dos personas, un grupo de muchachos dispuestos a correr y un balón, es todo lo que van a necesitar. La mecánica es sencilla, las dos personas a los extremos se encargarán de lanzar el balón entre sí, mientras que el grupo de chicos están en el centro; los primeros lanzamientos es para acumular vidas, por lo que debes procurar atrapar la pelota antes que los demás, después… ¡Empieza la matanza! Eso sí, tener cuidado con los pequeñines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *