Cómo educar? Normas de convivencia en la familia, reglas negociables y no negociables para educar hijos.Cómo educar? Normas de convivencia en la familia, reglas negociables y no negociables para educar hijos.

Definir las reglas de la familia y ser consistentes con ellas es importante en la educación de los niños;además  les da seguridad.  Escribe o dibuja las reglas si tu hijo aún no lee,  convérsalas y déjalas a la vista asegurándote que todos los adultos involucrados en la crianza de tus hijos las apliquen de la misma forma.   Negociar otros temas con los padres como escoger entre dos frutas a comer o entre 3 mudas para vestirse….etc, es válido porque permite a los niños participar de su crianza y ganar autonomía.  Leer abajo transcripción del video…

Reglas negociables y ‘no’ negociables

Cuéntanos tu tip de mami en este espacio: 

Reglas negociables y ‘no’ negociables en los niños

(transcripción del video):

Es muy común que padres e hijos tengan discusiones y diferentes puntos de vista, sobretodo desde los 2 años que los niños ya piensan que son grandes, comienzan a retar a los papás y quieren hacer todo solos.  Por eso es muy importante transmitirles desde niños pequeños que hay reglas, hay normas que tienen que seguirse.  Como papá uno tiene mantenerse firme en que deben cumplirse y asi transmitir seguridad a sus hijos.  Cómo podemos hacer para escoger esas batallas ?  Qué podemos tolerar y qué no?  Les recomiendo que como primer punto, papá y mamá conversen sobre cómo educar a los niños y acuerden las reglas obligatorias en casa, de disciplina y las normas de convivencia en la familia, las que de todas maneras deben cumplirse.  Escribirlas en un papel o dibujarlas (si los hijos aún no saben leer) y dejarlas a la vista.  Conversa con tu hijo sobre estas reglas y que sepa que son las que ‘siempre’ debe cumplir (no son negociables). Por ejemplo: ordenar sus juguetes al terminar de jugar….  

Luego podemos tener otras reglas negociables.  Por ejemplo le decimos a nuestro hijo que se lave los dientes, pero justo en ese momento está armando un rompecabezas y no nos hace caso.   Nos acercamos a el, interrumpimos un momento y le decimos, queremos que te laves los dientes, qué te parece si acordamos que después de armar tu rompecabezas vas y te lavas los dientes?   En este caso, llegan a un acuerdo, has negociado con tu hijo. 

Entonces, tenemos las reglas escritas y visibles que no son negociables y las otras que si pueden negociarse.   Aquellas que se negocian permiten que el niño participe de su crianza y le da poder de decisión y autonomía.   Por ejemplo a la hora de almorzar, puedes darle a escoger:  quieres comer manzana o pera ?  el niño decidirá.    A la hora de cambiarse, puedes darle a escoger entre tres mudas que puede vestir.  Este tipo de reglas son las negociables.

Por:  Magali Fernández Concha

Psicóloga Infantil- especialista en niños

Nido Pequeñeces, Chacarilla del Estanque, Surco.

Otros videos relacionados: castigo y consecuencias, sientes culpa por pasar poco tiempo con tu hijo, nido y hogar, límites y berrinches