Fiebre en Niños: Cómo tratarla en casa y cuándo llamar al médico

La fiebre es una reacción de los niños ante un proceso infeccioso, sin embargo, no siempre es un síntoma de alarma que amerita una ida a la sala de urgencias de un hospital.

La fiebre se produce cuando diversos microorganismos liberan sustancias tóxicas en el torrente sanguíneo trayendo como resultado una infección, es allí cuando el hipotálamo, ubicado en el cerebro, le indica a nuestro cuerpo que debe subir la temperatura superando los 37°C que corresponde a lo normal.

Los médicos aseguran que el hecho de que suba la temperatura, es un signo de que el cuerpo está luchando contra los microorganismos y nos ayudan a identificar que un proceso inflamatorio está ocurriendo dentro del cuerpo del menor secundario a un proceso infeccioso.

Pero, qué hacer en estos casos? Para tranquilidad de las mamis, aquí compartimos una lista de consejos que nos ayudarán a combatir la fiebre:

  1. El primer paso es darles un medicamento adecuado, de acuerdo a su peso y tomando como referencia su edad. Es aconsejable  que hayamos tenido la previa recomendación de nuestro pediatra de cabecera.
  2.  Mantengamos a nuestros hijos con ropa ligera cuando les suba la temperatura.
  3. Si nuestros hijos presentan escalofríos, se sugiere no envolverlos con ropa, por el contrario hay que ponerles algo fresco para que liberen el sudor.
  4. Es recomendable bañar a nuestros hijos en agua tibia, aproximadamente a 26°C. En este proceso hay que ser cuidadosas porque si el agua está muy caliente la fiebre pueden llegar a aumentar.
  5. Las compresas de agua fría han sido un mecanismo usado durante siglos para combatir la fiebre, y en un momento de apuro nos puede llegar a ser de utilidad.
  6. Evitemos usar alcohol y/o hielo, esto enfría la piel, pero hará que suba la temperatura corporal.
  7. Procuremos que nuestros hijos descansen, si están muy activos la fiebre podría tender a subir.
  8. Siempre debemos mantenerlos hidratados para reponer el agua y los electrolitos que se pierden al sudar.
  9. Uno de los fármacos que es importante evitar para tratar la fiebre es la aspirina, puesto que no se recomienda en niños.

 ¿Cuándo llamar al médico?

Entre los síntomas a considerar para trasladar a nuestro hijo al doctor tenemos:

–       Si el bebé tiene menos de 3 meses es importante llamar a su pediatra ya que al no poder hablar es difícil saber lo que están sintiendo.

–       Cuando nuestros hijos tienen convulsiones, en estos casos lo principal es mantener la calma y acudir al hospital.

–       Esta señal no siempre se presenta, pero si los niños tienen la lengua azul, es adecuado acudir con su pediatra.

–       Si nuestros hijos presentan dolor o molestia al orinar, es una señal de que necesita asistencia médica.

–       Si los niños tienen dolor de oído o garganta.

– Si nuestros peques tienen problemas para respirar, presentan sarpullido, se encuentran somnolientos, fatigados, no pueden caminar o se ven confundidos.

– Si tenemos un pequeño de 2 años o menos y tiene una fiebre que dura más de 24 horas.

– Si la fiebre de nuestros hijos no cede después de que se les aplicó una vacuna, a pesar que se le suministró paracetamol siguiendo las indicaciones del profesional de la salud y de la etiquetas del producto.

Como mamás tendemos a ponernos nerviosas en episodios de fiebre, sin embargo lo más recomendable es mantener un estrecho contacto con el médico de nuestro hijo, seguir sus recomendaciones y mantener la calma para poder ayudarlos mejor. Nosotras conocemos a nuestros hijos y sabemos bien cuándo algo anda mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *