La importancia de “escuchar a nuestros hijos”La importancia de “escuchar a nuestros hijos”

¿Se han dado cuenta que vivimos apuradas? Siempre estamos tarde para algo, corriendo de un lado para otro, y muchas veces llevamos a nuestros hijos de la mano en toda esta locura diaria que vivimos.

Cuando estamos en “este ritmo” muchas veces no nos detenemos ni un segundo a respirar ni a escuchar lo que está pasando a nuestro alrededor. Nuestros hijos siempre nos están hablando, unos más que otros, si son bebés nos hablan en su propio idioma y si son grandes salen con cada ocurrencia más graciosa que la otra. Pero la pregunta es ¿realmente los escuchamos?

Seguro que se han encontrado más de una vez en la situación en la que le están diciendo a sus hijos “¿en verdaaaad?, ¿ah si?, no te creoooo, etc.” y en verdad no tenemos la menor idea de lo que nos están diciendo porque estamos manejando, mirando la computadora, lavando la ropa, cocinando, o cualquiera de las miles de actividades que realizamos todos los días. Muchas veces respondemos “sí, claro” a preguntas que ni hemos escuchado y tenemos suerte si reaccionamos a tiempo para corregirnos.

Publicidad

“Aprender a escuchar” es algo vital para nuestros hijos, ellos se dan cuenta, así que pongámonos en su lugar un momento y pensemos cómo nos sentiríamos si le habláramos a alguien y esa persona no nos escucha, seguro nos molestaríamos, nos resentiríamos y pensaríamos que lo que decimos no es lo suficientemente importante.

La próxima vez que nos hablen, dejemos de conversar con el celular en la mano o dejemos la computadora. Hay que mirarlos, claro que podemos conversar mientras realizamos alguna otra actividad, sino no haríamos nada en todo el día, pero lo importante es escuchar.

Si en ese momento estamos ocupadas, también es bueno que se los digamos, los niños tienen que aprender a esperar y a no interrumpir cuando estamos hablando con otras personas, pero hay que asegurarles que apenas terminemos esto que estamos haciendo, vamos a ir a darles toda nuestra atención para escuchar eso que tienen que decir.