Tu autoestima se ve reflejada en tu imagen

Tenemos la mala costumbre de ver siempre nuestros defectos por encima de nuestras virtudes y eso es un gravísimo ataque a nuestra autoestima, por lo que toda esta negatividad se ve reflejada en la imagen que proyectamos, aunque no seas consciente de ello al principio.

Este juicio crítico hacia nosotras impide que veamos más allá de lo que se proyecta en el espejo, por lo que es importante saber cómo potenciar nuestra autoestima, de modo que sepamos ver no solo el traje o vestido que llevamos puesto y cómo este acentúa las curvas de nuestro cuerpo, sino la esencia que posemos y que nos hace capaces de conquistar el mundo.

Para empezar debes aceptarte tal cual, lo que implica que ames hasta el rollito del vientre; de este modo, cualquier cambio que hagamos, ya sea un corte de cabello nuevo o usar ropa que no habías imaginado usar será solo un accesorio sobre la hermosa mujer que siempre fuiste.

Lo siguiente es más detallado, por eso te lo enumeramos en esta lista:

  • Mejora tu postura. La forma en la que andamos dice mucho de nosotros, es con la que nos presentamos al mundo.
  • Realiza algún ejercicio corporal como Tai Chi, Chi Kung, Yoga o Pilates. Tener conciencia de tu propio cuerpo te hará estar más conectada contigo misma.
  • Presta atención a tu salud. Come alimentos sanos, si te nutres bien, tu cara y tu cuerpo resplandecerán.
  • Actúa con los demás como te gustaría que actuaran contigo. Si tú no perdonas a alguien ¿cómo vas a perdonarte a ti mismo? Actúa con aceptación y amor hacia los demás, te ayudará a ser más compasivo contigo mismo.
  • Estás aquí para ser quien eres ahora mismo. Las expectativas de los demás, son su problema. Si tus padres querrían que fueses abogado y tú quieres ser músico, rodéate de personas que quieran ser músicos y sé feliz.
  • Identifica tu tristeza y no intentes compensarla con cosas. Comprar más, comer más, beber más… Eso al final te hace sentir culpable y vuelves a estar peor que al principio. Haz listas de lo que te pone triste e intenta resolverlo solo o con la ayuda de un terapeuta para nuevamente sentirte libre.
  • Repite varias veces al día: Soy única no hay nadie como yo. Es verdad, a no ser que tengas un clon, nadie en el mundo es como tú, valora esa diferencia y poténciala.
  • La moda es efímera, así que pasa de ella. ¿Sabes que hace siglos la moda era tener cuanta más celulitis mejor? Se tú misma así como eres y nunca pasarás de moda.
  • Potencia las cosas bonitas que hay en ti. Cultiva tu mente para tener buena conversación, mantén tus dientes blancos y limpios, tus uñas cuidadas, tu pelo fuerte y brillante. Los demás apreciarán cómo te cuidas y verán que es agradable pasar el tiempo contigo.
  • Crea espacios en tu casa para sentirte segura y tranquila. Visualiza las cosas que quieres y traza un plan de acción para conseguirlas. Con esfuerzo puedes hacerlo todo.
  • Por último, si necesitas ayuda pídela. Nadie es tan fuerte como parece. Todos necesitamos un amigo, o un profesional que nos ayude a alcanzar las metas de lo que deseamos, porque nadie nace enseñado. Quiérete como te gustaría que alguien te quisiera, ese es el primer paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *