¿Bebé tímido? Haz que se vuelva más sociable con estos tips

Para que un bebé sea sociable es necesario trabajar desde que llega al mundo, ya que le es innato relacionarse con el mundo, pero hay que orientarlo para que sepa cómo. El amor de los papás, la sensación de seguridad que le demos y la confianza que sienta de poder estar a nuestro lado es fundamental en las primeras semanas de vida, cuando empieza su aventura de conocer el mundo a través de nosotros, los padres.

De 0 a 6 meses:

Sus facciones, su olor a cachorrito y su fragilidad serán las primeras características que te seducirán y te enamorarán inmediatamente de tu bebé, ese amor lo percibe y ello permite una simbiosis entre ustedes. Te recomendamos estas pautas:

  • Tu modo de cuidarlo será fundamental para que adquiera confianza y seguridad necesarias para relacionarse después con su entorno.
  • No temas mimarlo en exceso, ya que le cariño es necesario para volverlo un ser social, además, es imposible no mimarlo.
  • Sonríele y háblale mucho, ya que está acostumbrado a tu tono de voz, a la ternura con la que le hablas, es una manera de seducirse mutuamente.
  • Juega con él, incluso sacándole la lengua. Estos gestos, además de otros, terminará por imitarlos para ser parte del juego.

De 6 a 12 meses:

A partir de esta etapa, los bebés suelen ver solo a sus padres y no a extraños; sin embargo, no significa que sean personita antisociales, ya que a esta edad muestran mayor interés por otros pequeños y reacciona ante la presencia de otros, por lo que deja su timidez y busca comunicarse con ellos.

  • Respeta su miedo a los extraños, pues solo quiere estar contigo. Recuerda es pasajero, dependiendo de cada bebé.
  • Llévalo a diario al parque, ya que esto le permitirá relacionarse con otros niños contemporáneos a él y empezará a hacerse de amigos. La familia también puede participar.
  • Como ya balbucea y habla ciertas cosas, estimúlalo a seguir comunicándose y a buscar una respuesta de parte de él, les será a ambos muy divertido y provecho.
  • Cántale canciones y baila al ritmo de ellas, pues los bebés son como esponjitas a esa edad y aprenden muy rápido. Usa todo el cuerpo, verás cómo te imita.

De 12 a 18 meses:

Sus primeros pasos son el inicio de nuevos descubrimientos pata tu bebé. Ya no busca tu ayuda para conocer el mundo, él intenta hacerlo por su cuenta y es allí cuando empieza a querer “independizarse” y a querer jugar con otras personas, por lo que es mejor estar atentos a sus próximos movimientos.

  • Juega con él en dar y recibir sus juguetes, es parte de una dinámica que le empezará a enseñar lo que es compartir. También puedes continuar con las dinámicas, como el taparse los ojos, así como el mover cosas.
  • Sigue yendo al parque, ya que así se relaciona con otros pequeños, aunque jueguen en paralelo cada quien con sus juguetes.

De 18 a 24 meses:

Los 2 años se acercan y su curiosidad por otros niños le permite entrar a los juegos de otros contemporáneos, por lo que empiezan a compartir juguetes y a repetir acciones entre ellos; sin embargo, aún le es nuevo, por lo que siempre retorna a la idea del “yo” y suelen presentarse jalones o gritos entre ellos. Es normal, pero es parte de su aprendizaje.

  • Recién a partir de los 3 o 4 años los niños empiezan a tener un verdadero sentido de lo que es “compartir”, por lo que si observas que es tosco por coger sus juguetes, no te frustres, solo enséñale con mucha paciencia.
  • Tu bebé te sigue viendo como uno de los seres más interesantes del mundo, por lo que va a querer seguir imitando ciertas actividades que hace, no se lo niegues, realiza alguna de tus tareas con él, verás que la pasarán en grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *